Batidos de frutas

Descubre como hacer batidos de frutas

Batido de kiwi

Si hay una fruta considerada como exótica que podamos comprar durante todo el año ese es el kiwi. Aunque muchas personas crean que procede de Australia, su origen es chino y es una fruta con unas propiedades nutritivas muy importantes.

Una de sus principales ventajas es que es poco calórico y de 100 gramos solo un 12% son hidratos de carbono en forma de azúcares, tiene un 1% de proteína y muy poca grasa.

Batido de kiwi

También nos proporciona altos índices de fibra y vitamina C, por lo que con esta estupenda carta de presentación, hacer un batido de kiwi es un acierto para disfrutar de esta fruta y consumir un producto tan sano.

Para elaborar un batido de kiwi con la Thermomix necesitaremos muy pocos ingredientes y no nos llevará mucho tiempo. Por ello podremos prepararlo en cualquier momento del día, tanto como complemento para el desayuno, como una sana merienda o como parte de una cena ligera.

Para su elaboración necesitaremos estos ingredientes:

  • 3 kiwis.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 500 gramos de agua.

Modo de elaboración

Pelamos los kiwis y los partimos por la mitad, los echaremos en el vaso de la Thermomix junto a los 500 gramos de agua y el azúcar, programaremos 2 minutos a velocidad progresiva 5-10 y cuando haya terminado ya estará listo para servirlo y beberlo, aprovechando todas sus propiedades.

Consejos

Si no lo vais a beber después de hacerlo, este batido aguantará un poco más si echáis unas cuantas gotas de limón y lo metéis en la nevera. Hay que tener en cuenta que el kiwi, como el resto de las frutas, se oxida al estar en contacto con el oxígeno, por ello lo mejor es hacerlo y consumirlo al momento.

Si queréis probar otra forma de hacer un batido de kiwi podéis cambiar los tradicionales kiwis verdes por los amarillos, los cuales también tienen un sabor muy característico o incluso mezclar ambas especies y conseguir un batido diferente.

Este batido puede ir acompañado de plátano, lo que lo hará un poco más espeso, por ello no hay que echar demasiado a la hora de trocearlo todo. Su sabor restará un poco la acidez que tiene el kiwi, pero aportará una cremosidad muy agradable.

Para finalizar, podéis cambiar el azúcar por edulcorante, sobre todo si sois de las personas que queréis controlar el azúcar y 100 gramos en una jarra de batido os parece demasiado.